12/05/2007

El desafío cultural para los expatriados

El fenómeno de la globalización puede llevarnos a minimizar las diferencias culturales, o incluso a negar su existencia en absoluto. Nuestro etnocentrismo (centrado en nuestra propia cultura) nos hace ver el mundo como lo queremos ver y no como es.

Asi perdemos de vista la diversidad variada y compleja del mundo en que vivimos y trabajamos.

El resultado es que los expatriados y sus colegas locales en el país de destino subestiman la necesidad de la capacitacion intercultural y del coaching para expatriados.

Las diferencias culturales en un mundo global son más difíciles de detectar. Cuando entendemos y apreciamos la necesidad de comprender las diferencias culturales ya hemos dado un gran paso en el camino hacia la habilidad intercultural. El desafío consiste en estar dispuestos a aceptar que la capacitación pueda ser necesario aun cuando no entendamos que existe un problema.

No hay comentarios.: