9/19/2007

Las habilidades globales que necesitamos

Siempre es bueno empezar tomando conciencia de quienes somos. Simplemente darnos cuenta, conscientemente, que formamos parte de una gran comunidad global y virtual, es un buen primer paso. Luego, tomar conciencia de nuestra propia identidad “cultural”.
La “cultura” no es una materia que se nos enseña en la escuela. Para citar al conocido antropólogo Edgar T. Hall “la cultura es invisible – y es más invisible aun a los que vivimos dentro de una cultura”. Por tanto, hace falta tener en cuenta los aspectos invisibles de nuestra cultura – esas cosas de las cuales ni estamos conscientes a no ser que hagamos un esfuerzo especial. Algunos ejemplos: las maneras en que expresamos las emociones, como actuamos cuando estamos de luto, como usamos la comunicación no-verbal y la manera de usar el idioma cambia según la cultura de uno. ¡“Ahorita” puede ser muy diferente en México y en Alemania!
Cuando adquirimos esta auto-conciencia de nuestra propia cultura es más fácil no juzgar a otras culturas y respetar diferentes maneras de ser.

Cuando hablamos de las “diferencias culturales” normalmente estamos hablando de las diferencias entre personas que provienen de diferentes culturas nacionales. Sin embargo, haríamos bien, a mi parecer, también tomar nota de unas diferencias que son hasta más cercanas. Piensa en las diferencias en la manera de ser entre hombres y mujeres. (“Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus”). Y, ¿Qué tal las diferencias entre los adolescentes y sus papas? No hablemos de las diferencias en los estilos de personalidad – los introvertidos y los extrovertidos por ejemplo, para mencionar solo dos dimensiones. Para desarrollar las habilidades interculturales que necesitamos en los negocios tenemos donde practicar en casa propia – comunicación con el sexo opuesto, con nuestros hijos adolescentes y con aquellas personas con estilos de personalidad diferentes de los nuestros.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusto muchisimo la manera tan humana y personal en que tocas este tema, me dio un nuevo enfoque en la vision de "identidad cultural" y tambien en la percepcion de las diferencias personales que no se me habia ocorrido bajo este punto de vista.
Has escrito algun libro que me pudieras recomendar?
Pilar

ruth dijo...

Jack!!! cada día admiro más tu visión de las cosas, como las pequeñas cosas, o las pequeñas brechas de las relaciones humanas pueden ser muchas veces las mas distantes... ojala me haya explicado.
saludos!
Ruth

Mariluz dijo...

La riqueza de la cultura y la capacidad que tenemos de a través de la autoconciencia de esta para mejorar nuestras relaciones interpersonales es uno de los temas que están en voga actualmente, yo trabajo en una empresa en donde las interacciones entre personas del resto del mundo es cosa de todos los días, la capacidad que tengamos de entender esto y aprender a trabajar con consciencia de las diferencias, se convierten en tu clave del éxito

Jack Keogh dijo...

Mariluz -
Efectivamente están en boga las habilidades interculturales y las habilidades en las relaciones interpersonales. En un mundo cada día mas "globalizado" la habilidad de saber comunicar, negociar y "hacer negocio" a través de las fronteras culturales es la clave del éxito personal. ¡Gracias por tu comentario! – lo que dices me hace pensar que vas muy bien por el "camino global"

Jack Keogh dijo...

Pilar gracias por tu comentario; si, estoy a punto de publicar sobre el tema. Mientras te recomiendo "The World is Flat" por Tom Friedman. Seguro que existe en español. Los primeros capítulos son los mas valiosos.

Jack Keogh dijo...

Ruth - creo que si te entiendo. A veces nos enfocamos a resolver los "grandes problemas" sin darnos cuenta de las oportunidades que tenemos debajo de nuestras narices. Por ejemplo, los hombres y los mujeres son de diferentes "culturas"... si aprendemos a entender y a respetar las "diferencias", ya hemos adelantado mucho en el camino de entender las diferencias culturales entre naciones. ¿Que otras diferencias "personales" ves que también nos pudieran servir para practicar nuestras habilidades culturales?